TRATAMIENTOS A BASE DE REGENERACION CELULAR EN MEDICINA ESTETICA. ANTIENVEJECIMIENTO. LONGEVIDAD Y PADECIMIENTOS

Varices

Antecedentes Históricos:

 

Las enfermedades venosas se conocen desde época antigua,como demuestran vasos griegos con imágenes de vendajes compresivos. Incluso en épocas anteriores, en el papiro de Ebers (1550 a.C.) se describen técnicas terapéuticas. La tabla de Esclepion muestra una vena varicosa. Pero la anatomía y la fisiología de la circulación de la sangre fue mal conocida y mal interpretada durante mucho tiempo.

 

Galeno e Hipócrates creían que las arterias (que portaban el aire) eran los únicos vasos que nacían del corazón y que las venas se originaban en el hígado. A principios del siglo XVII, en 1603, en "De venarum ostiolis", Fabricio de Aquapendente describe con exactitud el aparato valvular de las venas, pero no acierta al describir su función. También parece ser que Baptista Canano ya había realizado una descripción semejante (1541).

 

Estos estudios fueron la base para la descripción posterior de la organización del aparato cardiovascular, efectuada por su discípulo William Harvey. En 1661, Malpigio descubre la circulación capilar, completando la representación anatómica del sistema circulatorio. Los conocimientos sobre fisiología corren paralelos a los conocimientos anatómicos. Las teorías de Galeno dominaron el pensamiento médico hasta el Renacimiento.

 

Fué a partir del descubrimiento de Harvey cuando se comenzó con la investigación experimental, dando sus primeros resultados en el siglo XVIII, cuando Petit desarrolla sus estudios sobre la hemostasia, Haller sobre los mecanismos de retorno al corazón y Valsalva y Spallanzani sobre la dinámica circulatoria. El enunciado de las leyes fundamentales de la hemodinámica se debe, sobre todo, a Hagen y Poiseuille (1839 y 1841, respectivamente).

 

El estudio de la patología venosa se desarrolló de una manera bastante lenta. A lo largo de los siglos se establecen diversas teorías para intentar explicar la etiología tanto de las varices como de las úlceras varicosas, algunas más descabelladas que las otras. A este respecto hay que mencionar a autores como Ambrosio Pare (1579), Fernel (1604), Barbette (1675)...

 

El término úlcera varicosa se debe a Wiseman (1676). Desde el siglo XIV al XVII se suceden múltiples intentos terapéuticos sobre úlceras varicosas, sobre todo con medidas compresivas, atribuyéndose asimismo efectos terapéuticos a diversas substancias: vino, ungüentos...

 

El tratamiento quirúrgico de la enfermedad varicosa surge a finales del XIX. Trendelenburg (1880) practica las ligaduras múltiples. El primer stripper se le atribuye a Keller (1905). En 1906 Mayo hace su propio stripper provisto de un pequeño anillo en uno de sus extremos. Babcock (1907) incorpora largas sondas provistas de olivas metálicas en sus extremos. Un hecho relevante en la historia de la Flebología es la utilización por primera vez en 1923 de medios de contraste para la visualización del

 

 

Fisiología Venosa

 

Mecanismos del retorno venoso en ortostatismo o en decúbito:

 

a) La "vis a tergo":

 

Es lo que queda de la fuerza de propulsión sistólica del ventrículo izquierdo, después de haber pasado por el amortiguamiento del lecho capilar. Este mecanismo fué mucho más valorado antiguamente que en la actualidad.

 

b) La pulsación de las arterias paravenosas:

 

Los latidos arteriales pueden transmitirse a las venas vecinas e impulsar así la sangre en dirección al corazón gracias a la existencia de las válvulas. Actualmente a este mecanismo no se le concede importancia.

 

c) La "vis a fronte":

 

Se trata de una fuerza de aspiración provocada por los músculos cardíaco y respiratorio:

 

- Músculo cardíaco : el corazón es una bomba aspirante e impelente. Esta contracción, ya conocida por los antiguos (Erasístrato), es poco importante.

- Músculo respiratorio: la subida del diafragma durante los movimientos respiratorios provoca una depresión abdominal y facilita así el retorno de la sangre venosa al aumentar el gradiente de presión entre las venas y la aurícula derecha. Los trabajos más recientes no han aportado ninguna prueba de esta acción.

 

d) El tono autónomo de la pared venosa :

 

En términos generales, los receptores alfa son excitadores y determinan la contracción de las fibras musculares, mientras los receptores beta son inhibidores y determinan la relajación, la vasodilatación. La existencia en un mismo órgano de diferentes receptores con efecto motor o inhibidor y el predominio de unos sobre otros explican por qué un mismo agente farmacológico puede surtir efectos contrapuestos en función de las dosis y las circunstancias.

 

Estudios recientes han puesto de manifiesto que se producen diferencias de tono influidos por los ritmos circadianos y otros biorritmos más importantes, por ejemplo la alternancia de las estaciones. Estos mecanismos no resultan por sí solos suficientes para asegurar un retorno satisfactorio de la sangre venosa. La marcha lo cambia todo.

 

Mecanismos del retorno venoso durante la marcha:

 

a) La compresión venosa plantar.

 

Esta acción de compresión de la suela venosa de Lejars impulsa la sangre hacia arriba, reforzando así la "vis a tergo".

 

b) "La bomba muscular de la pantorrilla".

 

La función de esta bomba es capital: en efecto, las contracciones musculares son el motor sin el cual las válvulas no servirían para nada. El revestimiento aponeurótico de los músculos de la pantorrilla es inextensible. Durante la contracción, al aumentar el volumen de dichos músculos, se comprimen las venas profundas, que se estrujan como una esponja. La sangre se dirige entonces en todas direcciones, pero sólo se encauza en dirección centrípeta por la acción de las válvulas. Durante la fase de relajación muscular, se produce por el contrario una acción de depresión sobre las venas profundas. Las venas superficiales se vacían entonces en la red profunda a través de las perforantes.

 

c) Las válvulas

 

En ortostatismo o en decúbito, las válvulas no surten ningún efecto (o prácticamente ninguno). Las contracciones musculares determinan la coaptación valvular con lo que las válvulas se convierten en elementos operativos. De no ser por las válvulas, la sangre impulsada por la marcha se dirigiría en todas direcciones.

 

Tipos de Varices

 

Formas clínicas de varices:

 

a) Varices primarias o esenciales:

 

Constituyen la gran mayoría de esta patología.

 

Las podemos clasificar topográficamente en:

 

1.- Varices safenas internas y/o externas.

 

Son prácticamente la única forma de varices esenciales susceptible de provocar trastornos tróficos graves.

 

2.- Varices difusas subcutáneas.

 

Se da sobre todo en la mujer. No suelen provocar la aparición de úlceras.

 

3.- Varices aisladas no safenas.

 

Las lesiones cutáneas son raras.

 

4.- Varices dérmicas.

 

Se localizan preferentemente en los bordes del pie, en la parte inferointerna de la pierna y el muslo, y en la cara externa del muslo.

 

5.- Varices profundas idiopáticas.

 

Debidas a una hipotonía parietal asociada con insuficiencia valvular de las venas profundas sin antecedentes tromboflebíticos. Dan una amplia sintomatología subjetiva. Diagnóstico por la flebografía. Muy poco frecuentes.

 

b) Varices secundarias:

 

1.- Varices posflebíticas

 

Las trombosis profundas dejan secuelas varicosas, por mantenerse la dilatación de la red superficial y la insuficiencia valvular, incluso con los troncos venosos profundos ya repermeabilizados. Las secuelas serán tanto más graves y frecuentes cuanto más proximal haya sido la trombosis. Son muy habituales.

 

Más frecuentes en la mujer y en la edad madura.

 

Morfológicamente, el aspecto clínico de las varices posflebíticas puede resumirse en tres tipos fundamentales:

 

- El primer tipo es muy similar al de las varices safenas.

- El segundo tipo, se presenta como una insuficiencia venosa difusa y anárquica.

- El tercer tipo se caracteriza por varices de pequeño o mediano calibre, acompañando a una hipodermitis escleroinflamatoria.

 

2.- Varices congénitas por anomalías anatómicas:

 

* El síndrome de Klippel-Trenaunay.

 

Se manifiesta por una tríada sintomática unilateral, que aparece en la infancia o la adolescencia y se caracteriza por:

 

- hipertrofia de una extremidad inferior;

- varices, y

- angíoma plano, existente ya desde el nacimiento.

 

* La agenesia de los troncos venosos profundos.

 

La importancia y topograiía de las varices varían en función de la localización y extensiónde la agenesia venosa profunda; la similitud con las varices esenciales puede ser absoluta.

 

* La fístula arteriovenosa congénita

 

Las varices se desarrollan en ocasiones de una forma relativamente rápida, circunstancia que debe siempre llamar la atención. La falta de vaciamiento de las varices cuando se eleva la extremidad constituye el segundo signo de anormalidad; y el carácter pulsátil de las venas subcutáneas, el frémito o un soplo continuo con refuerzo sistólico son elementos diagnósticos, pero no siempre presentes.

 

* La ausencia o desarrollo insuficiente de las válvulas ostiales de una de las safenas o incluso de otras válvulas situadas más arriba.

 

* La avalvulación femoral, bastante frecuente, sobre todo en el hombre, que determinauna hipertensión ortostática y dilataciones iniciales de las anastomosis venovenosas y secundariamente de las venas superficiales. La avalvulación femoral es incurable, que da lugar a recidivas en otras venas superficiales por dilatación de otras anastomosis.

 

* El síndrome de Cockett

 

La vena ilíaca primitiva izquierda queda comprimída por la arteria del mismo nombre que se cruza con ella.

 

* Otras:

 

- anomalías anatómicas en la región del hueco poplíteo;

- anomalías de las anastomosis supramaleolares;

- varices laterales crurales;

- safenas anteriores en pacientes que carecen de safena interna crural, etc.

 

* Varices del embarazo:

 

Se desarrollan en general entre el segundo y el quinto mes y lo hacen más frecuentemente en las multíparas. Pueden observarse en las extremidades inferiores y también a la altura de la pelvis. En la vulva, suelen ser unilaterales y pueden ser fuente de complicaciones en el momento del parto (hemorragias y trombosis).

 

En las extremidades inferiores la topografía de las varices es bastante peculiar: en efecto, no siguen todo el trayecto de una vena safena, sino que se distribuyen por placas en la pierna o el muslo, revistiendo muchas veces en estas regiones el aspecto de telangiectasias subepidérmicas, de color azulado, rojo intenso o violáceo. Entre las complicaciones, cabe citar la flebitis de la red subcutánea que es relativamente frecuente.

 

La patogenia de estas varices, parece poder afirmarse que es por influencia hormonal.

 

*Varices de esfuerzo o de origen traumático.

 

Durante la práctica de deporte de alta competición, se producen bruscas subidas de la presión hidrostática, que acaban repercutiendo sobre las válvulas, pudiendo forzarlas, además de apertura de numerosas anastomosis y de colaterales arteriales musculares, y por otra parte, y sobre todo, se trata de un tipo de esfuerzo que representa un obstáculo al retorno venoso, al ser contracciones sostenidas, mientras que las contracciones rítmicas facilitan el retorno.

 

El factor principal parece ser el traumatismo a través de una lesión directa de la pared venosa, la apertura masiva de comunicaciones arteriovenosas o una trombosis venosa postraumática localizada con destrucción de las válvulas. Un traumatismo mínimo puede resultar suficiente.

 

Complicaciones de las Varices

 

Complicaciones venosas

 

*Flebitis varicosa

 

Es una tromboflebitis idéntica a la de los troncos profundos, de evolución benigna casi siempre, pero con recidivas frecuentes. La extensión de la trombosis a las venas profundas es raro pero posible, con el riesgo consiguiente. Cursa con dolor, calor, induración del tramo venoso, que adquiere un color rojizo, e impotencia funcional variable. Se debe recomendar reposo relativo, contención elástica, AINES y anticoagulantes (locales o porvía subcutánea- heparina-). En caso de flebitis profunda, está indicado:

 

- heparina por vía intravenosa, en medio hospitalario, con jeringuilla eléctrica;

- flebocavografía antes y después del tratamiento.

 

*Rotura venosa

 

- Rotura venosa externa

 

Un traumatismo mínimo puede provocar una hemorragia muchas veces considerable. Se eleva el miembro, con lo que se detiene la hemorragia, aplicando después un vendaje compresivo.

- Rotura venosa interna

 

Casi siempre se trata de una rotura muscular o una trombosis de las venas perforantes (en cuyo caso el tratamiento es el de las tromboflebitis). El hematoma y la impotencia funcional se instalan de inmediato.

 

Complicaciones dermatológicas

 

La causa de las complicaciones dermatológicas está en la estasis venosa.

 

* Dermatitis

 

-Dermatitis infecciosas

-Eccema

 

Se emplean antipruriginosos por vía general y tratamiento local con desinfectantes para evitar la sobreinfección, y aplicación de cremas o geles a base de corticoides no fluorados.

 

En los eccemas crónicos, las lesiones se desecan y se produce una liquenificación de la piel y ésta aumenta de espesor.

 

* Las capilaritis

 

- Manchas purpúreas.

- Capilaritis necrosantes y trombosantes, acompanadas casi siempre de pigmentación, normalmente dermatitis ocre.

- La atrofia blanca de Milian.

 

* La esclerosis dermohipodérmica

 

Es el signo que anuncia la úlcera. Placa de piel lisa, dura, imposible de movilizar y que se adhiere a los planos profundos.

 

* La úlcera

 

Pérdida de substancia cutánea de evolución tórpida y muchas veces recidivante. Se desarrolla especialmente en el tercio inferior de la pierna, tanto en la cara interna como en la externa, frecuentemente cerca de los maléolos. Tienen mal pronóstico en cuanto a la cicatrización las úlceras con fondo de color gris y bordes profundos, eversionados y átonos. Las úlceras pueden sobreinfectarse: el fondo será de color amarillo verdoso. La sobreinfección de las úlceras frena el proceso de cicatrización, por lo que en el tratamiento de las úlceras hay que cuidar constantemente la limpieza y la lucha contra la infección para lograr la granulación y posteriormente la epidermización de la úlcera.

 

Tratamiento Médico de Varices y Varicosidades

 

Medidas terapéuticas:

 

- Aconsejables:

 

* deportes como la marcha, bicicleta y natación.

* el reposo nocturno con una ligera elevación de piernas mediante calzas de 10 a 15 cm de altura bajo los pies de la cama.

* finalizar los baños y duchas con agua fría.

* ejercicios de gimnasia específicos.

* contención externa, mediante vendas elásticas y medias terapéuticas, adecuadas a cada paciente.

* masajes por personal cualificado.

* automasajes...

 

- Desaconsejables:

 

* las exposiciones prolongadas al sol.

* el uso de calzado plano o de tacones altos.

* el ortostatismo prolongado con escasa movilidad.

* las prendas de vestir muy ajustadas.

* la vida sedentaria.

* exceso de peso.

 

- Control de los factores de riesgo: obesidad, embarazos multiples,herencia, edad, etc.

 

La contención elástica:

 

Es muy importante adecuar la contención a la circunferencia de la extremidad a vendar, y usar vendas elásticas con una buena extensibilidad, que puedan adaptarse a situaciones de reposo y de actividad muscular. En el pie y la pierna se usan las de 8 a 1O cm de anchura respectivamente y para el muslo las de 1O cm y especialmente las de 12 cm.

 

El mecanismo de acción:

 

-disminución del diámetro del vaso, con una reducción significativa del reflujo y de la presión venosa.

- mejora de la efectividad de la "bomba muscular" de la pantorrilla.

- incremento de la presión intratisular, que contribuye a una más fácil reabsorción del edema.

 

Indicaciones:

 

- en tratamientos esclerosantes de varices.

- tras la cirugia de varices.

- en determinadas úlceras flebostáticas.

- edemas.

 

Las vendas elásticas suelen prescribirse de forma transitoria, para cortos periodos de tiempo. Para largos periodos suelen prescribirse las medias terapéuticas. La colocación del vendaje elástico deberá iniciarse en la base de los dedos para ir envolviendo todo el pie, hasta alcanzar el nivel deseado,la pierna o el muslo,con una compresión decreciente.

 

Contraindicaciones de la contencion elástica: arteriopatías obliterantes de miembros inferiores, microangiopatías evolucionadas, insuficiencias cardíacas descompensadas, infecciones y abscesos de miembros inferiores.

 

TÓNICOS VENOSOS

 

Actúan sobre las fibras musculares lisas de la pared venosa. Podremos aumentar el tono venoso estimulando los receptores alfaadrenérgicos, o bien inhibiendo la degradación de la noradrenalina.

 

- Derivados del cornezuelo del centeno: dihidroergotamina y dihidroergocristina.

 

El cornezuelo del centeno es un hongo (Claviceps purpúrea) parásito del centeno. Ejerce una acción vasoconstrictora sobre las fibras musculares, tanto de la red arterial como venosa. También incrementa la fuerza de contracción de la "bomba músculo-venosa" de la pantorrilla. Contraindicada al inicio y al final del embarazo.

 

- Ruscus aculeatus: incrementa el tono simpático y con ello el tono venoso.

 

- Castaño de Indias (Aescillus hippocastanum): Disminuye el calibre de las venas varicosas.

 

- Rutina (Ruta chalepensis, Ruta graveolens): De sus hojas se extrae el rutósido o rutina. Incrementa la resistencia de los capilares. Produce un aumento del tono venoso, y una mejoría de los síntomas.

 

FUNCIóN DE RESERVORIO

 

Al mismo tiempo que incrementan el tono venoso, disminuyen la permeabilidad capilar y aumentan su resistencia.

 

- Bioflavonoides hidrosolubles: disminuyen la permeabilidad capilar por inhibición de la hialuronidasa, lo que supone un aumento en la resistencia de la pared vascular.

 

* Entre los naturales, están las vitaminas P.

* Entre los preparados semisintéticos recientes destacan la "diosmina" y la "hidrosmina".

 

# Diosmina: disminuye la permeabilidad capilar, a la vez que inhibe la degradación de la noradrenalina. También disminuye la permeabilidad capilar. Se puede suministrar durante el embarazo.

 

# Hidrosmina: posee una efectividad venotropa mayor que la diosmina. Mejora la presión parcial de oxígeno en los tejidos.

 

# Antocianósidos del Vaccinium Myrtyllus (arándano): sus bayas negro-azuladas son ricas en antocianósidos con factores de propiedades vitamínicas P, comportándose como capilatropos, antiedematosos y antiinflamatorios.

 

# La escina (Aescina): no se absorbe bien en el tubo digestivo y su máxima actividad no aparece hasta las 16 horas de su absorción, eliminándose por vía renal y biliar. También se absorbe por vía percutánea. Efecto antiedematoso, aumentando también el tono de la pared venosa.

 

# Dobesilato cálcico: sustancia sintética que posee una actividad miotónica venosa y que, por otra parte, mejora la resistencia microvascular, disminuyendo la permeabilidad capilar y mejorando el drenaje linfático.

 

FUNCIóN DE REABSORCIóN DE TRASUDADOS

 

Intervienen en el control de las sustancias extravasculares a través de la absorción de líquidos intersticiales.

 

- Melilotus officinalis:muy rica en vitamina C. De este trébol se extrae la cumarina y un derivado de la misma, la 5-6 alfa-benzopirona. La cumarina induce una proteólisis de las proteínas de elevado peso molecular, descendiendo la presión oncótica y reduciendo el edema, pero no modifica la coagulación de la sangre. Su vida media es corta y se excreta por vía renal. Los extractos de Melilotus contienen flavonas con propiedades vitamínicas P' por lo que además actuarían disminuyendo la permeabilidad capilar y provocando una mejoría de la resistencia de los mismos.

 

- Diuréticos:movilizan con rapidez el líquido intersticial, con lo que disminuye el edema. En la enfermedad varicosa se han mostrado más eficaces los diuréticos tiacídicos. Deben utilizarse únicamente en aquellos pacientes en que el edema sea considerable, y siempre con las debidas precauciones por las posibles repercusiones sistémicas y efectos secundarios.

 

Tratamiento Esclerosante de Varices

 

Las venas varicosas son venas, algunas superficiales, otras profundas, de aspecto dilatado y tortuoso, que se forman por mal funcionamiento de las válvulas de las venas o por hipertensión venosa. Las varices primarias se deben a defectos en la arquitectura venosa y las secundarias tienen su origen en la lesión del sistema venoso.

 

Para prevenir tanto la aparición de las varices como la recurrencia de las mismas es importante entender que el proceso de aparición de venas varicosas en las piernas obedece a múltiples factores: genéticos, posturales, obesidad, hipertensión, etc. Por lo tanto, el ejercicio, sobre todo caminar, el uso de medias con gradientes de presión y la reducción de peso, son algunas de las medidas que pueden aliviar la situación.

 

La Escleroterapia consiste en inyectar dentro de la luz de la vena una sustancia esclerosante que ocasiona una inflamación local controlada con la consiguiente fibrosis y cierre de la variz.

 

 

 

Escleroterapia ó Tratamiento Esclerosante de Varices:

 

Se denomina escleroterapia a la inyección en ellas de diversas sustancias químicas capaces de desencadenar una respuesta inflamatoria en el endotelio de la vena, que conducirá primero a una trombosis y finalmente a la organización fibrosa y anulación de la variz. Puede ser realizada de forma ambulatoria; el paciente puede volver a su domicilio y no necesita ni reposo ni medicación alguna.

 

No todas las varices pueden ser esclerosadas. La escleroterapia en ningún caso debe ser aplicado a todo tipo de varices. Si así se hiciera, se vería una alta tasa de fracasos y la aparición de complicaciones.

 

MECANISMO DE ACCIóN DE LA ESCLEROSIS

 

Se provoca una flebitis química que conlleva finalmente a la producción de tejido conjuntivo cicatricial.

 

CLASIFICACIóN DE LOS AGENTES ESCLEROSANTES

 

ESCLEROSANTES MAYORES

 

*Yodo

 

Se utiliza bajo la forma de lugol sódico (asociación de yodo y de yoduro de sodio). Se encuentra en concentraciones del 1 % y 3%. Es el mas antiguo y seguramente el más eficaz de los esclerosantes. Poco alergénico. Dolorosa la inyección. En casos de sobredosis puede aparecer yodismo con cuadro febril pasajero.

 

*Tetradecilsulfato sódico:

 

Potente. Se presenta en concentraciones del 0,2% al 5%. De muy fácil aplicación.Problemas: necrosis, perivenitis, pigmentación, telangiectasias postesclerosis relativamente frecuentes, muchas reacciones alérgicas. El dolor en inyección intraarterial es tardío.

 

*Polidocanol:

 

Se presenta en concentraciones del 0,5,1,2 y 3%. Transparente, no mancha. Su inyección es indolora y su empleo fácil. Tiene un buen poder esclerosante y las alergias son raras.La inyección paravenosa puede originar escaras.

 

ESCLEROSANTES MENORES

 

*Salicilato sódico:

 

Concentraciones del 20 y 60%. La inyección paravenosa es inmediatamente dolorosa. No se producen prácticamente pigmentaciones ni telangiectasias, salvo concentraciones excesivas. Su poder esclerosante es reducido, por lo que es ineficaz en los troncos venosos de mediano y grueso calibre y en los puntos de reflujo. La inyección es dolorosa, por lo que se usa frecuentemente asociado a lidocaína.

 

*Glicerina cromada:

 

Esclerosante muy débil, reservado para telangiectasias y pequeñas venas. Raramente produce escaras.

 

EL ESCLEROSANTE IDEAL

 

Características del esclerosante perfecto:

 

- sustancia purificada y de gran estabilidad química

- fácil empleo

- eficaz a dosis mínimas

- escasa viscosidad

- no ser doloroso a la inyección local ni originar calambres o molestias tras la misma

- no provocar reacciones inflamatorias en los tejidos vecinos

- producir una fibrosis sólida y duradera

- no precisar reposo tras la inyección

- requerir tratamientos de breve duración

- no ser tóxico

- no ser alergizante.

 

TÉCNICA Y PLAN DE TRATAMIENTO

 

Se utiliza una jeringuilla de 3 a 5 ml. La elección del calibre de la aguja depende del vaso que se desee esclerosar y de la viscosidad del producto utilizado; las agujas muy finas se reservan para el tratamiento de las telangiectasias.

 

Durante la primera sesión, se utilizará una baja concentración para valorar su tolerancia.

El paciente se colocará sentado durante la punción del vaso Se controlará que la sangre sea venosa y no arterial. La inyección será lenta para favorecer el máximo contacto del esclerosante con la pared venosa.La pierna se puede y debe levantar para vaciar la vena y estimular el contacto con la pared y evitar la dilución del esclerosante. En el caso de esclerosis de venas menos importantes o de telangiectasias, donde es decisiva la precisión de la maniobra, el paciente permanecerá acostado.

 

Inmediatamente después de la inyección, se aplica una compresión selectiva del punto de punción y del trayecto venoso tratado, que se completa con un vendaje elástico del miembro. Esta compresión es fundamental. La técnica puede afinarse inyectando antes del esclerosante una pequeña burbuja aérea (air-block) para favorecer la micronización del esclerosante y un mejor vaciado de la vena, así como un mecanismo de seguridad.

 

El intervalo entre las sesiones de tratamiento será de al menos dos semanas, debiendo observar la posible aparición de signos de intolerancia o alguna complicación. Ha de evitarse la inyección paravenosa, dado el riesgo de periflebitis y de necrosis. La inyección ha de efectuarse sin resistencia y sin dolor. Toda molestia que se sienta durante la inyección obligará inmediatamente a la interrupción de la misma. Disminuyendo la concentración y dependiendo más del vendaje compresivo, disminuyen los efectos negativos.Por medio del Doppler se evitan errores venas-arterias.

 

En el dorso del pie no se practica escleroterapia.

 

La llamada Técnica de Sigg intenta disminuir al mínimo el riesgo de la esclerosis, mediante mecanismos de seguridad, que son los siguientes:

 

* Uso de una aguja gruesa, de 1,2 mm de grosor, de manera que si accidentalmente hubiéramos localizado una arteria en vez de una vena, la fuerza y volumen de la sangre que entraría en la jeringa nos indicaría tal situación, evitando el error.

* Uso de una jeringa de cristal que corra bién el émbolo, para permitir notar toda resistencia a la inyección del esclerosante.

* Uso del "air-block".

 

El tratamiento esclerosante debe ser planeado previamente. Son clásicos cuatro esquemas:

 

Técnica "de abajo a arriba": las varices se esclerosan primero distalmente y el tratamiento finaliza con la obliteración de los troncos nutricios. Es un método lento y prudente que precisa de numerosas sesiones.

 

Técnica en un tiempo: intenta erradicar en una sola sesión la totalidad de las venas varicosas. Es una técnica difícil y no exenta de riesgos.

 

Técnica "de arriba a abajo": consiste en esclerosar en primer lugar los troncos nutricios, los cayados y las perforantes. En una primera fase se ignoran los trayectos varicosos y sólo se inyectan si persisten durante el tratamiento. Técnica difícil.

 

Asociación de esclerosis y cirugía: la esclerosis complementa una cirugía poco agresiva (ligadura de cayado, stripping segmentario, etc.) que suprime los puntos de reflujo. Las recidivas varicosas son menos frecuentes.

 

INDICACIONES DE LA ESCLEROTERAPIA

 

·          Las varices reticulares pueden tratarse eficazmente mediante esclerosis.

·          Las varices nutricias de una úlcera también pueden ser tratadas mediante esclerosis.

·          La esclerosis de vénulas y telangiectasias, no asociadas a un síndrome varicoso sistematizados produce unos resultados buenos y duraderos.

 

Angiomatosis.

 

Varices colaterales: buena indicación (técnica de SIGG).

Varices recidivadas despues de operación (buena indicacion)

 

Síndrome de KLIPPEL-TRENAUNAY.

 

Cuando hay reflujo en V. Safena Interna,la recidiva a la escleroterapia es superior al 30 %, por lo que está indicada la cirugía.

 

CONTRAINDICACIONES DE LA ESCLEROSIS

 

·          Enfermos que necesitan un encamamiento prolongado y que, por tanto, tienen un alto riesgo de trombosis venosa profunda (TVP).

·          Pacientes con antecedentes de enfermedad tromboembólica venosa (ETEV).

·          Enfermos con hipertensión arterial no controlada.

·          Embarazo.

·          Nefro y hepatopatías.

·          Asma bronquial.

·          Diabetes descompensada.

·          Hipersensibilidad conocida al fármaco esclerosante.

 

INCIDENTES Y ACCIDENTES EN LA ESCLEROSIS

 

Incidentes locales

 

*Flebitis y periflebitis.

 

Generalmente aparece por una sobredosis del fármaco.

 

El tratamiento consistirá en la aplicación de antiinflamatorios no esteroideos, contención elástica y evitación del reposo que podría favorecer la aparición de trombosis venosa profunda. Posteriormente puede evacuarse el hematoma intravaricoso, mediante una pequeña trombectomía.

 

* Pigmentación

 

Las pigmentaciones están constituidas por melanina y, sobretodo, por hemosiderina; la reacción inflamatoria entraña una extravasación de hematíes que dan lugar al tatuaje de la piel. Las manchas en las telangiectasias salen por:exceso de dosis,de concentración,o déficit de vendaje.

 

Para evitarla es aconsejable la compresión de la punción y del trayecto esclerosado y el drenaje del trombo intravenoso que se haya producido. Una vez establecida la pigmentación es difícil de tratar satisfactoriamente, puede ser útil el uso de hidroquinona asociada a un corticoide. Se puede probar con la crema de Klingman, que usada con prudencia dá buenos resultados en un alto número de casos. En ocasiones esta pigmentación desaparece con el tiempo, y en otras, termina constituyendo una importante alteración estética, por lo que se debe evitar su aparición.

 

*Varículas

 

Generalmente se trata de telangiectasias mantenidas por una vena subyacente, dado que se ha eliminado por esclerosis la vía de drenaje, pero no la de aporte. El tratamiento consiste en esclerosar la vía de alimentación o la telangiectasia.

 

*Edema

 

Para evitarlo se ha de hacer una buena contención elástica.

 

Accidentes locorregionales

 

*Inyección extravascular

 

Puede ocasionar desde una reacción inflamatoria más o menos importante hasta la necrosis. La importancia de esta complicación va a depender de la concentración y profundidad de la inyección.

 

*Inyección intraarterial

 

Puede originar pérdidas extensas de la extremidad e incluso ser necesaria la amputación de la misma. Afortunadamente es una complicación poco frecuente, pero evidentemente muy grave. Para prevenirlo, se ha de ser muy cuidadoso sobre todo en pliegue inguinal, hueco poplíteo, región retromaleolar interna o dorso del pié; asegurándose que se está en vena. El tratamiento consiste en la hospitalización del enfermo y la administración de corticoides intraarteriales y, por vía general, heparina intravenosa, antibióticos y terapéutica sintomática.

 

*Trombosis venosa profunda (TVP)

 

Rara.

 

ACCIDENTES GENERALES

 

Accidentes menores

 

*Reacción vagal

 

Es relativamente frecuente sobre todo en pacientes muy emotivos.

 

Accidentes mayores

 

*Alergia

 

El tratamiento es el de toda reacción alérgica; son útiles los corticoides, antihistamínicos; puede ser necesaria la administración de atropina o adrenalina y los principios generales de reanimación.

 

Comentarios

si solo deseas mejorr las molestias y no corregir el problema, sigue buscando cualquier crema que contenga centella, ruscus te pueden ayudar pero no corregiras el problemas de fondo.....

ola amig@ una pomada que te podría ir bien, es FEPARIL, hechandotela de dos a tres veces diarias, te alivia el dolor, no las hace desaparecer, pero te va a ayudar....

favor enviar el nombre comercial de sustancia so cremas esclerosantes par aaplicar vi atopica para reducir volumen y dolor de varices gracias

Añadir un Comentario: